Principio 5

Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.

El trabajo infantil esto do aquel que perjudique el desarrollo físico, social, mental, psicológico y espiritual del niño; por realizarse a una edad demasiado temprana. El trabajo infantil priva a los niños de su infancia y de su dignidad. Los niños que lo ejercen se ven privados de su derecho a la educación y pueden verse separados de sus familias. Es muy probable que los niños que no finalicen su educación básica sean analfabetos y no adquieran nunca las capacidades necesarias para conseguir un trabajo y contribuir al desarrollo de una economía moderna. Así pues, el trabajo infantil produce trabajadores insuficientemente calificados y sin las cualificaciones necesarias y pone en peligro la mejora, en un futuro, de las capacidades de la fuerza de trabajo. El Convenio sobre la edad mínima de la OIT insta a que se establezca una edad mínima para trabajar (por lo general, en torno a los 15 años) que coincida con el final del período de escolarización obligatoria. Ofrece opciones de flexibilidad (por ejemplo, en los países en desarrollo) para el trabajo realizado en el marco de la capacitacióno para el trabajo liviano que no afecta a la escolarización.

Sitio GlobalCaja de Herramientas

Compartir en: