Principio 1

Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales reconocidos universalmente.

La responsabilidad del respeto de los derechos humanos no recae sólo en los gobiernos o en los estados-nación. Las cuestiones relacionadas con los derechos humanos son importantes tanto para las personas como para las organizaciones que éstas crean. En el marco de su compromiso con el Pacto Mundial, las empresas tienen la responsabilidad de apoyar los derechos humanos en el lugar de trabajo y, en general, dentro de su ámbito de influencia. El imperativo moral cada vez mayor de actuar de forma responsable está vinculado al reconocimiento de que un historial favorable a los derechos humanos puede contribuir a mejorar el rendimiento de las empresas.

Sitio GlobalCaja de Herramientas

Compartir en: