Estándares laborales

Imagen

Los principios del Pacto Mundial relativos a los estándares laborales se derivan de la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo.

Principio 3

Las empresas deben apoyar la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.

La libertad de asociación exige el respeto del derecho de empleadores y trabajadores de establecer libre y voluntariamente organizaciones de su propia elección y de adherirse a las mismas. Además, dichas organizaciones tienen derecho a realizar sus actividades con total libertad y sin injerencias. La negociación colectiva se refiere a un proceso o una actividad que desemboca en la conclusión de un convenio colectivo. La negociación colectiva es un proceso voluntario en el que se determinan los términos y las condiciones de trabajo y la regulación de las relaciones entre los empleadores, los trabajadores y sus organizaciones.

Sitio Global Caja de Herramientas

Principio 4

Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.

El trabajo forzoso constituye una vulneración fundamental de los derechos humanos. La mayoría de las víctimas perciben salarios bajos o no perciben salario alguno y trabajan muchas horas en unas condiciones de salubridad y seguridad extremadamente deficientes. El trabajo forzoso o realizado bajo coacción es todo trabajo o servicio (tanto si los trabajadores perciben o no un salario o algún tipo de compensación) que se obliga a llevar a cabo a una persona bajo amenaza de castigo y para el cual dicha persona no se ha ofrecido de forma voluntaria. La ley establece que el trabajo debe ofrecerse de forma voluntaria y que los empleados deben tener libertad para cesar en el mismo cuando lo deseen. Aunque las empresas constituidas legalmente no suelen emplear dichas prácticas, pueden estar vinculadas a prácticas de trabajo forzoso a través de sus contratistas y proveedores.

Sitio GlobalCaja de Herramientas

Principio 5

Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.

El trabajo infantil es todo aquel que perjudique el desarrollo físico, social, mental, psicológico y espiritual del niño; por realizarse a una edad demasiado temprana. El trabajo infantil priva a los niños de su infancia y de su dignidad. Los niños que lo ejercen se ven privados de su derecho a la educación y pueden verse separados de sus familias. Es muy probable que los niños que no finalicen su educación básica sean analfabetos y no adquieran nunca las capacidades necesarias para conseguir un trabajo y contribuir al desarrollo de una economía moderna. Así pues, el trabajo infantil produce trabajadores insuficientemente calificados y sin las cualificaciones necesarias y pone en peligro la mejora, en un futuro, de las capacidades de la fuerza de trabajo. El Convenio sobre la edad mínima de la OIT insta a que se establezca una edad mínima para trabajar (por lo general, en torno a los 15 años) que coincida con el final del período de escolarización obligatoria. Ofrece opciones de flexibilidad (por ejemplo, en los países en desarrollo) para el trabajo realizado en el marco de la capacitación para el trabajo liviano que no afecta a la escolarización.

Sitio GlobalCaja de Herramientas

Principio 6

Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.

La discriminación en el empleo significa tratar a las personas de manera diferente o menos favorable, debido a características que no están relacionada con sus méritos ni con los requisitos inherentes al puesto de trabajo (por ejemplo, raza, edad, discapacidades o género). La discriminación puede darse en diversas actividades relacionadas con el trabajo, como el acceso al empleo, a determinadas ocupaciones y a la capacitación y orientación profesional.

Sitio GlobalCaja de Herramientas

Compartir en: